Así gestiona Facebook y Youtube los contenidos con derechos de autor



Facebook, al igual que YouTube, se toma muy en serio la utilización sin permiso de contenidos protegidos con derechos de autor. La detección suele ser automática, y las sanciones pueden ir desde la imposibilidad de monetizar un vídeo a la eliminación del sonido de éste o del vídeo entero.

Facebook utiliza software de detección automática para cazar las infracciones de los derechos de autor

La principal herramienta de Facebook para proteger las canciones con derechos de autor es Audible Magic. Con este software, cualquier propietario de contenido puede añadir una huella digital a sus medios. Al subir un contenido a Facebook, Audibe Magic lo analiza en busca de una de las huellas digitales. De encontrarse, la subida se detiene y se envía una notificación al usuario.

Audible Magic también sirve para Facebook Live, por lo que cualquier contenido retransmitido en directo con derechos de autor (como un concierto) será detectado por el software.

Pero la protección no se limita solo a la música. Facebook también cuenta con una tecnología de administración de derechos propia llamada Rights Manager que permite que los usuarios tengan una biblioteca de referencias de contenidos de vídeos que quieran proteger. El paraguas de Rights Manager también cubre las emisiones en directo.

Con esta herramienta, los usuarios pueden realizar una serie de acciones sobre los contenidos propios que hayan sido subidos por terceras personas. El propietario puede bloquear el vídeo, tanto a nivel mundial como por regiones o denunciarlo para que sea eliminado. También puede reclamar ingresos por publicidad si el vídeo se ha monetizado.

Si se quiere optar por una vía menos directa, el propietario puede solicitar la colocación de un banner en el vídeo que le atribuya la autoría y enlace al contenido del propietario. Facebook, además, ofrece una tercera vía: con este formulario se puede dar la alerta sobre el uso inapropiado de un contenido.

Desde Facebook recomiendan que, para no infringir los derechos de propiedad intelectual, solo se utilice contenido propio. No obstante, existen todo tipo de contenidos libres de licencia que permiten sus distribución.


Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario